La evolución del Hombre

Publicado el 26/04/2020
3 minutos

Conocido también con el título el origen del Hombre es un contenido recurrente en los manuales escolares. Tan solo ojeando se puede encontrar cualquiera de los dos títulos mencionados, en la mayoría de las veces está acompañado con representaciones gráficas que aluden al camino transitado por el “Hombre” hacia la evolución.

En esta publicación vamos a preguntarnos y cuestionar desde qué perspectiva o punto de vista suele ser representado en los manuales escolares “la evolución del Hombre”, no solo textualmente sino también por medio de representaciones gráficas.

Tomamos el siguiente texto como ejemplo extraído de un manual escolar, titulado “Un largo camino hacia el linaje humano”:

El género Homo u Hombre apareció aproximadamente hace 2,6 millones de años y no se sabe si descendió de alguna especie de austrolopiteco.(…) Algunos científicos piensan que el enfriamiento climático y la sequía en África estableció el escenario para la evolución de estos antepasados del hombre. (…) Una de las primeras especies del género Homo fue el Homo habilis (…) Otras especies antiguas de Homo enviadas en África fueron el Homo rudolfensis y el homo ergaster. (…) El homo neandertalensis, conocido como hombre de Neandertal, se habría extinguido como consecuencia de la expansión del hombre moderno. (…) El homo sapiens es la especie a la que pertenecemos…

Por debajo del texto acompaña una imagen en dónde se observa el camino de la evolución protagonizado por la figura masculina, el “Hombre”.

La evolución del Hombre

Entonces ¿Cuántas veces se encuentra la palabra “hombre”? ¿Cuántas veces se menciona la palabra mujer? Claramente, el sexo que protagoniza el camino de la evolución es el masculino. El sexo femenino es dejado al margen y totalmente invisibilizado desde lo textual y gráfico. En la mayoría de los textos escolares se suele reproducir un discurso hegemónico, en este caso, patriarcal. Exaltando la figura masculina representada en grandes próceres o increíbles científicos, tenemos el caso del creador de la teoría de la evolución de las especies, Charles Darwin.

Sin embargo, no solo hay que dar cuenta sobre la exaltación de un sexo en detrimento de otro desde los contenidos escolares. Sino también desde la narrativa, hay una clara violencia sexista entrelazada en el lenguaje. Marta Lamas sostiene que en las lenguas indoeuropeas como la nuestra, las mujeres se encuentran subsumidas en un referente supuestamente neutral y universal, pero curiosamente masculino: el Hombre, con “h” mayúscula. El uso del lenguaje como refuerzo del orden patriarcal, se verá desarrollado en otra publicación.

¿De qué manera podemos poner fin a la reproducción de este discurso patriarcal? Necesitamos cambiar la manera de cómo contamos la Historia, cambiar el punto de vista o la perspectiva, tomar como herramienta principal la perspectiva feminista. Dar espacio a textos escolares que den cuenta del lugar que ocupa la mujer, para lograr equiparar el protagonismo de ambos sexos y generar un relato histórico mucho más enriquecedor, plural e inclusivo. Por eso mismo, en una próxima publicación vamos a contar cómo el proceso de bipedismo impactó sobre el cuerpo de la mujer.

Actualización: Ya está disponible el nuevo artículo sobre la bipedestación, miralo acá.

Fuentes Bibliográficas

  • García Mac Gaw, Carlos (2005) “Ciencias Sociales 7”, Ed. Tinta Fresca, 1ra Ed., Buenos Aires.
  • Lamas, Marta (1998) “La violencia del sexismo” en Adolfo Sánchez Vázquez (Es.) El mundo de la colegiatura, México: Facultad de Filosofía y Letras. UNAM, Fondo de la Cultura Económica, 1998, por. 191-198.

Seguinos en